HORA NACIONAL CANARIA [GMT]

lunes, 26 de marzo de 2007

Artículo: Sé canario my friend

Tú sabes que la distancia más corta entre dos puntos es la vereda. Cógela my friend, pero no te apartes del camino. Observa los problemas detrás del postigo. Cierra el postigo, pero sal a la calle y enfrenta los problemas. No te refugies más en tu casa. Déjate de chismear, habla claro. Ya sé que es difícil de comprender, pero para hablar claro no hace falta estar harto de copas. No te sulfures my friend. Recupera tu comunidad my friend. Recupera la acera, estralla la televisión contra la pared. A los que se las dan de superiores míralos a los ojos. Déjalos ir, dales liña, pero ni un metro de ventaja. Dales un metro de ventaja y te pisarán my friend. Su vida no es mejor que la tuya, tú tienes amigos. Cultívalos my friend. Nadie conoce a nadie y el capitalismo se pone las botas. No seas consumidor compulsivo, también puedes mirar para los celajes. Ya lo sé my friend, ya lo sé, los celajes son de cemento. Pues destruye el cemento my friend, serás arena, tierra y callao. Los chiquillos te lo agradecerán, serás su héroe my friend.
Échate un vasito de vino, pero vino del país. Exige que sea bueno y que no te estafen, por muy canario que sea. Piensa en papas pero rechaza las congeladas o te intoxicarás y tendrás flatulencias. Denuncia a los padres que llevan a sus hijos a McDonals y similares, de mayores se lo agradecerán.
Copia lo de afuera y serás machango. Ponte un gorro de papá noël y serás más machango todavía. Come roscón de Reyes y serás un machango colonizado. No seas ridículo my friend, no intentes diferenciar la z, s y c, a la manera del centro norte peninsular. Confórmate con tu pronunciación que es más cariñosa. Lo moreno es bonito. Copia algo y serás ridículo. Intenta aparentar lo que no eres y serás más que ridículo: acomplejado. Piensa en tu gentilicio y serás bereber, come pescado salado y serás portugués, como tortilla de papas y... échale perejil, my friend. No la dejes muy rala.
Es más simple de lo que parece. Se canario sin aspavientos, a la zorruna. Pero con firmeza. No aflojes compadre. Mira el mapa y serás africano. Enciende el portátil y serás un africano con portátil. Piensa global, actúa local y serás un africano de tu tiempo, medio canelo y con portátil.
Ser canario es muy jodido my friend. No te dejan. Y tampoco se trata de estar siempre de tenderete comiendo papas arrugadas con mojo. Se canario y siente que tu país está destrozado, que eres extranjero en tu propia casa, y que las zonas turísticas son de otros. De que toda la zona es turística. Se isleño y el hombre blanco te mirará raro, como si sobraras. Jeríngate my friend, tú lo has querido. Levanta la cabeza y recupera tu espacio perdido y tu lugar en el mundo. Si no, serás un satélite my friend. My friend, entiéndelo, la única manera de ser canario es enfrentarte al mundo, y la única manera que se me ocurre de serlo es comprometiéndote con tu tierra y tu país; o sea, enfréntate al mundo my friend, y serás digno. Olvídate de tus abuelos y serás un papa frita, olvídate de tus hijos y serás un chafalmejas: lo peor de lo peor. Serás un simple objeto consumidor anónimo. Pero piensa en tu tierra y será nuestra tierra. Piensa en tu gente y será nuestro pueblo my friend. Piensa en todo ello junto y tendrás un país, paisano. Pero, a parte de pensar, muévete carajo, despercúdete. Pensar está bien para un rato, pero si no actúas te abatatas y, entonces... serás un batata my friend.
Para qué carajo quieres un 4x4 my friend. Olvídate de las propagandas, no hay arroz en Canarias. Y como sigamos así, tampoco habrá papas, ni berros, ni quemones para los pájaros, ni pájaros. Ni burgados. No flipes con las postales o serás un flipado de escaparate. Observa el destrozo de tu costa, y ya no podrás disfrutarla my friend. Observa el deterioro social y cultural a tu alrededor y ya no podrás pasear por tu barrio. Se barrio my friend. Cabréate, es sano, pero canaliza tu energía my friend. Únete a los de tu misma condición carajo.
Desconfía de los que dicen ser más canarios que tú. Desconfía de los que dicen que te defienden. Defiéndete. Pasa de los que acaban de llegar y ya son canarios de toda la vida y renuncian a lo que fueron. Ser canario no es fácil, lo exótico está de moda. Pero, my friend, nosotros ya no somos exóticos y esto sí es un paraíso, pero fiscal. Sólo es un paraíso fiscal para los que pueden acogerse a la RIC, pero para los trabajadores es una desgracia. Ya no es una suerte vivir aquí. Canarias no es una tierra única, ni siquiera para especular. Los especuladores son los mismos en todos lados.
Piensa en plátanos y subirás el potasio, pero no te aplatanes más. También piensa en el tomate, y en la verdura, piensa en toda la ensalada junta y tendrás el campo verde. Pero no te olvides de quien lo siembra. No desprecies a los hijos de Magec. Cómete todo eso y tendrás el campo cuidadito. No comas langostinos por navidad, come baifo y, además, tendrás queso. Haz eso y seremos más sanos y soberanos. Piensa en la soberanía nacional y seremos más libres my friend. No pienses en tu alcalde ni en tu fútbol, no vale la pena deprimirse. Haz amigos y quema las revistas del corazón, my friend. En fin, my friend, se gente, no votes a los de siempre... ¡compadre!
Francisco Déniz Ramírez.
Miembro de Alternativa Si Se Puede por Tenerife

1 comentario:

Oi! se Arma dijo...

Chiquita caña de texto. Tremendo. Acertadísima publicación.